El libro como fuente de insuperable riqueza

El libro como fuente de insuperable riqueza

A través de un libro la consciencia del hombre se hace inmortal porque se desmembran las raíces de lo oculto y florece una flor en el alma. 

Algo que no atina la razón es que nunca termina el camino del amor y el de la tristeza, sin embargo la rosa de un libro siempre espera en su jardín al huésped que la valora. 

Por estas cosas vale la pena resistirse, por estas otras negarse, la primera, el amor y la felicidad, la segunda, la negación a la corrosión donde impera la injusticia. Un libro en las manos de un niño será siempre un tesoro y una espada para quien intente negar sus derechos. 

No será la luz quien impere sobre quien hurga en los confines de las sombras porque ahí la propia luz del alma se niega a florecer. 

Luz será en otra alma como lo es la voz de la ternura en aquella imagen donde el silencio así mismo se encuentra aquí el amor no descansa en construir su infinito. 

Si sucede el enamoramiento, la pasión o el anhelo, la fuerza primigenia, la luz de la esperanza. 

Si sucede la flor con sus emblemas de pétalos olorosos, un niño con su gracia, un perfume con su aurora-el día, ¿decidme qué sería un libro huérfano sin ojos que lo lean, sin el instrumento conductor del hombre embelesado en sus líneas, cómo llegará la noche sin sus diamantes estelares alborozando la amalgama violácea del firmamento? Ciertamente la noche necesita de la plata de las estrellas para lucirse fabulosa así es un libro en las manos de quien lo atesora una joya de incalculable plusvalía. 

Leer abre horizontes desconocidos horizontes que han estado ahí a la espera de ser colonizados por el hombre, una vez que lo apasione leer subirá los peldaños del conocimiento y comprenderá a través de este que los grandes problemas sociales solo se solucionan cuando el ser humano se instruye, se compromete y se realiza. 

Será más instigador por conocer sus raíces y luchará a viva voz por conservar sus costumbres, alzará cuadros con sus manos donde el velamen del tiempo ondeará fragante como lo hace la poesía emergiendo desde un estrado como una antorcha inapagable convocando a otros a construirse. 

“La imprenta es un ejército de veintiséis soldados de plomo con el que se puede conquistar el mundo”  Johannes Gutenberg  

Evolución del libro

La historia del libro se remonta a 5000 años A.d.C. La cultura egipcia, la mesopotámica y la china desarrollaron tempranamente diferentes formas de conservar sus escritos. Al principio dibujaron elementos concretos llamados pictogramas, estos eran dibujos de personas, animales y objetos cotidianos. 

Como la memoria no era suficiente los hombres de las primeras civilizaciones ya se interesaron en fijar  y transmitir sus palabras, signos y letras de sus primitivos alfabetos en soportes adecuados que facilitaran la lectura. 

Uno de los primeros pictogramas data del año 3.500 A.C y es una tablilla de piedra caliza grabada que fue hallada en el país de Kisch (actual Sudan). Mas tarde los Sumerios desarrollaron ideogramas – símbolos que representaban ideas que grababan sobre tablillas de barro cocido. 

Los Egipcios, perfeccionaron la técnica de esculpido sobre piedras arcilla y mármoles, y posteriormente en el siglo ( V a.c) los primeros materiales usados para conservar  los escritos fueron las fibras vegetales, como los papiros, con los cuales se fabricaban largas fajas de entre 15 y 17 cm. de altura que se raspaban con diferentes instrumentos. Las fajas se guardaban enrolladas por eso se las conocen como rollos. Hacia el siglo VII a.C. en la cultura griega la materia escriptórea más abundante era  el pergamino, fabricado en la ciudad de Pérgamo, a partir de pieles curtidas de animales, las cuales eran más resistentes y fáciles de obtener que el papiro. La sustitución del papiro por el pergamino fue definitiva en el siglo IV d.C. 

A  fines  del Imperio Romano  haría su aparición el codex o códice de pergamino, estos eran mas fáciles de utilizar que los papiros, ya que se dividían en columnas que quedaban ocultas a medida que se avanzaba en la lectura. 

En  la Edad Media iba creciendo el interés por la presentación del libro: empezaba a tenerse en cuenta la materia escriptórea, se cuidaban la caligrafía, las ilustraciones y los motivos decorativos, así como la encuadernación. Los dibujos se realizaban con tintas doradas y de colores.  El lujo característico de los manuscritos se centraba principalmente en los Libros de Horas, hechos para los reyes y la alta nobleza.

Antes de la invención de la imprenta, se produjeron formas de impresión como la xilografía “arte de grabado en madera”, es decir la El libro xilográfico era impreso mediante planchas de madera labrada en relieve entintadas . Fue inventado en China en 594 a.c e introducido en Europa en el siglo XIV. 

Finalmente el papel acabó imponiéndose en Occidente sustituyendo a los soportes escriptóreos de entonces (el papiro y el pergamino), los cuales no resultaban apropiados para imprimir, el papiro era demasiado frágil y el pergamino demasiado caro. El papel en cambio era un material bastante resistente y económico. 

Siglo XV  con la invención de la imprenta, surge, así “El libro impreso” hecho con papel en vez de con papiro o pergamino, e impreso en vez de manuscrito. Su invención en Occidente se atribuye a Johannes Gensfleich Gutenberg, nacido en Maguncia (Alemania) hacia el año 1400 en una familia de orfebres. Entre el año de invención de la imprenta y el año 1500 incluido cualquier libro impreso con tipos móviles tradicionalmente se lo considera “incunable”. A simple vista los incunables y los códices manuscritos, a los que vienen a sustituir presentan similitudes en su  presentación y aspecto exterior. 

Desde 1980 hasta la fecha, el libro impreso contemporáneo alcanzo su perfección en todos los aspectos (físicos, intelectuales y comerciales), aparecen nuevos soportes como respuesta a las necesidades de consulta y preservación de generaciones futuras. 

Se da un desplazamiento de la mecánica por la electrónica. Una sustitución de la tipografía tradicional por nuevos sistemas de impresión, que hicieron las reproducciones más rápidas y a colores. 

La utilización de las telecomunicaciones que permitió el acceso a base de datos, el video texto y finalmente la memoria óptica que permite el almacenamiento de grandes cantidades de datos textuales, numérico e imágenes en movimiento en poco espacio, surge así como respuesta a las necesidades del mundo contemporáneo “ El libro digital”, es cualquier texto almacenado en formato digital que se puede copiar y leer en una PC, computadora portátil o los recientes dispositivos portátiles de e-Books. Estos libros se pueden leer mediante programas denominados lectores (readers).

“El regalo de un libro, además de obsequio, es un delicado elogio”.   Anónimo. 

Fuente:
https://sites.google.com/site/isp5evolucionhistoricadellibro/conclusion/evolusion-del-libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.