estrategias

Estrategias para la animación a la lectura

Estrategias de animación a la lectura; son los procedimientos que se usan para lograr un objetivo. En este caso, es hacer que el niño se interese por leer.

Sabemos que es de suma importancia, fomentar el amor por la lectura en los niños. Esta es una tarea que no resulta fácil, debido a la competencia que existe con otras actividades tecnológicas que son de mayor preferencia para ellos.

Sin embargo, es fundamental crearles conciencia de los beneficios que esta tendrá para el futuro. Ya que independientemente de la edad, la lectura aporta grandes beneficios a todas las personas.
Cuando el niño aprende a leer, comienza a disfrutar y divertirse con los libros. Por lo tanto, esto se convertirá en un provechoso hábito.
Por este motivo es muy importante que, desde muy pequeños, comiencen a leer.
Para lograr el hábito de la lectura, es importante que lo que lean, tengan significado para ellos.
En este sentido me voy a referir a algunas estrategias de animación a la lectura utilizando la poesía infantil. 

La poesía infantil

Como dijeran Cerrillo y Luján, “Poesía infantil no es la poesía hecha con diminutivos, o la poesía que habla de animalitos”. La poesía infantil es, sencillamente poesía escrita para niños. Es decir, para aquellos lectores que todavía no han terminado de crecer ni de desarrollarse física e intelectualmente.
No obstante, esos pequeños lectores también pueden tener acceso a poemas, que sean de su agrado o de su interés. O que sean capaces de conmoverles o emocionarles, aunque no se hayan escrito expresamente para ellos.

Podemos decir entonces que la poesía infantil es aquella que está escrita expresamente para niños. Y que es capaz de provocar una respuesta emocional en ellos.
En términos generales, la poesía es un género literario libre que posee cualidades estéticas.  A la vez, se caracteriza por ser la manifestación más utilizada para expresar los sentimientos por medio de la palabra.
No cabe duda que es un valioso recurso didáctico, que puede utilizarse para desarrollar múltiples actividades. A través de ella, el niño puede expresar sus emociones y reflexiones en torno a la belleza, el amor, la vida, como también, a cualquier tema digno de su atención.

La poesía en el nivel pre escolar

Motivada por este tema, me he enfocado en la publicación de obras dirigidas a la literatura infantil. Considerando la rima, el sentido y la armonía como elementos fundamentales para el desarrollo de los temas de enseñanza en los niveles de pre escolar y primaria.
A continuación sugerimos las siguientes estrategias de animación a la lectura para el nivel pre escolar.
Uno de los primeros temas que debe dominar el niño en el nivel pre escolar, es el reconocimiento del rostro. a través de la siguiente poesía.

Mi cara

En mi cara tengo ojos,
y en el centro una nariz.
Una boca y se me antojo
Sonrío porque soy feliz.

Esta corta poesía se puede repetir varias veces con el niño de pre escolar, hasta que reconozca cada una de las partes de su cara.
Para introducir las figuras geométricas en este nivel, se propone la siguiente:

Las figuras geométricas

Con mi lápiz puedo hacer,
un círculo, y un cuadrado.
Un rectángulo, y poner
muchos triángulos al lado.

Dibujar muchas figuras,
y pintarlas de colores.
Agregarle una escritura
y recortar las mejores.

Además de recalcar el nombre las figuras, esta poesía propone otras actividades como dibujar, pintar y recortar.
Para el reforzamiento de los conceptos alto y bajo se puede proponer la siguiente:

Alto y bajo

Soy alto como las nubes,
como las nubes del cielo.
Para alcanzarlas yo tuve
que impulsarme desde el suelo.

Desde las nubes yo bajo,
porque también bajo soy.
Hasta abajo muy abajo
porque muy bajito estoy.

Estrategias para la animación a la lectura

Y de esta misma manera, se sugieren otros contenidos del programa curricular para este nivel.

La poesía en grados bajos

En la medida que el niño crece, las poesías también llevan un grado de complejidad. Por ejemplo, en el nivel de primer grado también se enseñan las figuras geométricas. En esta poesía, también se refuerzan los colores primarios. Tanto en el nivel pre escolar como en los grados bajos, se pueden sugerir también, estrategias de animación a la lectura a través de la poesía.

Figuras y colores primarios

 Yo voy a pintar de rojo,
todo círculo que veo.
De mis lápices escojo
solo el rojo que creo.

De amarillo, el cuadrado
pintaré con gran firmeza.
Con un toque delicado
pero con mucha destreza.

Con buen gusto y sin premura,
pintaré el triángulo azul.
Ya he pintado tres figuras:
Roja, Amarilla y Azul.

Para el inicio de la lecto escritura, es importante para el niño, que las vocales tengan sentido dentro de un contexto. Es decir, las vocales sueltas no le dicen nada. Pero si éstas se enseñan dentro de una palabra, entonces él verá su significado.
No existe nada más significativo para un niño, que lo llamen por su nombre. Si se utiliza su nombre para el inicio de la lectoescritura, el aprendizaje será aún más significativo para él. Por ejemplo,  un nombre que contiene todas las vocales es Aurelio. Éste  también cuenta con dos consonantes. La R y la L. 
A partir de este nombre, el niño podrá empezar a construir palabras con estas dos consonantes y todas las vocales.
Si en el salón de clases no hay niños con este nombre, la maestra puede inventar un cuento.
Por el ejemplo: El conejito Aurelio, El niño Aurelio, o cualquier otro personaje que los motive.
En este caso, también puede sugerirse la poesía Las Vocales de Aurelio.

Las vocales de Aurelio

Cinco vocales, tiene
grabadas el nombre Aurelio,
si las cuentas, se sostiene.
que no las lleva Rogelio.

¿Cuántas tienes en tu nombre?
Escríbelo para ver,
las cuentas y no te asombres,
que cinco no has de tener.

¿Cuáles son esas vocales?
Escribe tu nombre aquí.
Las letras no son iguales,
aunque parezca que sí.

Luego de aprender la poesía, se procede a armar palabras con las consonantes R, y L, combinándolas con las vocales. Ejemplos: Loro, río, lira, Lola, y muchas otras palabras que el niño armará a manera de juego.

Para que la matemática sea divertida, también se puede utilizar la poesía. Por ejemplo:

Los amigos del cero

Hoy vamos a conocer
a los amigos del cero.
Fácil es reconocer
que todos son compañeros

El 1 (uno) el más flaquito
]El 2 (dos) se parece a un pato
El 3 (tres) tiene tres piquitos
El 4 (cuatro) es un garabato.

El 5 (cinco) no me lo digas
a veces se descompone,
porque tiene una barriga
que se llena cuando come.

La decena, docena y la centena, también puede introducirse con una poesía así:

La centena

El uno le dijo al dos
que tres y cuatro cabían.
Pero el cinco respondió
que seis y siete venían.

El ocho que se asomó
dijo que el nueve también.
Al diez y once agregó,
doce trece y hasta cien.

Completar una centena
era la idea original.
Diez formaron la decena,
doce ya era una docena,
y cien era ya el final.

Con esta poesía, el niño recordará fácilmente que una decena tiene diez, una docena son 12 y que una centena son 100 unidades.

La poesía en grados altos

La poesía también es un recurso didáctico para la animación de la lectura en los grados más altos. Es precisamente en estos niveles donde más se debe trabajar con diferentes estrategias. Ya que, es aquí donde el niño empieza a hacer análisis, síntesis y hasta dar a conocer su propio criterio acerca de lo que lee. A continuación, sugerimos algunas.

Para la práctica del análisis de la lectura, es recomendable la utilización de un cuento o una fábula.  Se hace más fácil hacerlo a través de la poesía. En este caso, presentamos una fábula en rimas.

La abeja, el águila y el cuervo

Una abeja trabajaba
]con esfuerzo y con empeño.
Más el cuervo se burlaba
de ese insecto tan pequeño.

Sabiamente y con cautela
El águila le decía:
­_No te acerques a la abeja,
Que aguijonearte podría

Pero el cuervo prosiguió,
y la abeja, en un descuido,
con su aguijón le pinchó,
dejándolo adolorido.

Fábula

Luego de aprender la poesía, se aprovecha para analizar la misma. Describir personajes, y sobre todo descubrir la moraleja de la fábula.
En cualquier nivel de enseñanza se puede utilizar el cuento para el análisis. Pero si este cuento tiene rimas, entonces el aprendizaje será más dinámico.
Este es un cuento que se conoce en muchos países de América Latina. Algunos lo conocen como La Cucarachita Martina.
En el caso de Panamá es una obra del escritor Rogelio Sinán, quien lo tituló la Cucarachita Mandinga.
Un cuento también se puede narrar a través de la poesía.
A manera de estrategia de animación a la lectura, he convertido el mismo en una poesía, que puede ser dramatizada por niños de diferentes niveles de escolaridad.

Muchas veces, los niños pierden interés por la lectura, precisamente porque los adultos los obligamos a leer textos que no les interesan, o no los entienden. 
Tal es el caso de Don Quijote de la Mancha. Esta es una novela sumamente compleja para los niños. Para poder entenderla, este tiene que  pasar por un proceso de madurez. Es decir, debe  introducirse poco a poco.

Para que el niño se interese por  esta lectura, sugerimos utilizar como estrategia de animación, una poesía. Un retrato corto de los personajes. De esta forma, no complicamos al niño a leer un texto que no va a entender. Con esta poesía, el niño reconocerá a los personajes de esta novela.

Don Quijote y Sancho Panza
cabalgaban por el campo.
Contaban sus remembranzas
con acierto y sin espanto.

Don Quijote, en Rocinante,
en un burro su escudero
Sancho Panza, alucinante
imaginario y sincero

Refranes siempre contaba
Sancho bonachón sencillo.
Y al Quijote acompañaba,
a cabalgar por los trillos.

Don Quijote y Sancho Panza

Así como estos ejemplos, otros contenidos del programa de preescolar y primaria, pueden enseñarse utilizando el recurso de la poesía. Por ejemplo, los animales, las plantas, los símbolos patrios, y muchos más.
Espero que les haya gustado y que cada uno pueda sacarle un beneficio desde su propia perspectiva.

1 comentario en “Estrategias para la animación a la lectura”

  1. Hola estimada Vielka, te saluda Fany Sonia Denos Manrique de Camaná, tuve la dicha de escucharte y verte por pantalla en el Seminario de Literatura infantil, organizado por Miriam y Luz. Sinceramente me quedé fascinada por sus ponencias y sobre todo que despertaron mi sueño poético que estaba dormido, siempre creo mis poesías, canciones, rimas para mis niños, porque estoy convencida que es el camino maravilloso de lograr con ellos aprendizajes significativos.
    Siempre tenía el sueño de plasmar mis creaciones en un poemario, libro, editorial, etc. Muchas gracias por inspirarnos sobre todo por despertar esos sueños. Dios me la bendiga y encantada de conectarme con ud. Un abracito 🤗

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.