La traducción y la cultura del niño

Traducción de la literatura infantil

La traducción de la literatura infantil de lenguas extranjeras al árabe  o cualquier idioma es necesaria en el momento actual. Especialmente desde esta etapa de la edad; la etapa de la afirmación de la conciencia.
Desde este interesante tema, podemos tomar parte en el tema e analizarnos desde corrientes y teorías de la traduccion, y también proponer preguntas como estas:

  • ¿En qué medida existe interés en este campo de la traduccion?
  • ¿Quién es el responsable de eso?
  • ¿Tenemos traductores especialistas en la literatura infantil?
  • ¿Cuáles son las condiciones que se deben cumplir para traducir textos infantiles?
  • ¿Como ves la influencia de los textos traducidos que importan componente cultural sobre los niños.

Abordar la traducción de un texto ya de por sí es un tema complicado, sin embargo, adentrarnos con esto en el mundo de la literatura infantil la cual constituye una de las herramientas educativas básicas en la formación del niño se vuelve aún más complejo, por los diferentes aspectos que abrían de tocarse en él.

 Si tomamos como referencia el hecho que de que el traductor viene a ser como “un segundo autor” no solo debe conocer el idioma, sino que debe situarse en el contexto y el ambiente cultural cumpliendo además con las características de este género como podríamos mencionar lo sugerente que debe ser el texto, de la misma manera  plurisignificativo, como también permitir el “trabajo” creativo del lector/oyente (edades en las que aún no se realiza lectura de texto).
La literatura infantil debe ser un juego o invitar al mismo, como las adivinanzas por ejemplo.

 Por otro lado las obras de literatura infantil deben contener un vocabulario rico y estimulante que no se limite a términos habituales y conocidos por los niños sino que lo invite y motive a enriquecer el mismo con invención de palabras, rimas, al igual que la creatividad con los relatos ilógicos (carente de sentido para el adulto).

La traducción literaria infantil debe plantearse ante todo como traducción interpretativa con un análisis exhaustivo de la obra, leyendo y analizando el texto, lo  que le exige a su vez confrontar el original y lograr el acercamiento al autor desde su intención y motivación en la escritura de las palabras.

La adquisición de esta doble competencia le permite resolver los problemas lingüísticos que implica el trasvase de otra lengua diferente y también, determinar cuál es el sentido del texto, sin olvidar sus connotaciones afectivas, culturales y estilísticas, para poder iniciar el proceso de reelaboración en la lengua a la cual quiere llegar. Este reelaboración lleva inmerso todo un proceso creativo por parte del traductor, que pasa a convertirse como lo exprese antes  en autor en segundo grado, esto es pieza  fundamental en el éxito de una traducción pues la habilidad del traductor para captar con sensibilidad e inteligencia el lenguaje específico del autor o del texto para trasladarlo a otro público y otro contexto sin perder su sentido, buscando la aceptación por parte del nuevo público, en este caso los niños, que aún con conocimientos limitados, encuentren disfrute con la lectura del libro.

Los textos presentes en las obras de literatura infantil suelen ir acompañados por ilustraciones que facilitan su comprensión y que sustituyen la ausencia de pasajes descriptivos, la función de las ilustraciones es muy importante ya que estas «pueden aportar información nueva, pueden realzar o subrayar información ya expresada mediante palabras o completar la información escrita un punto a tener en cuenta al trasladar el texto a la cultura de destino; por lo tanto los traductores tienen que poseer la habilidad de leer imágenes en la misma medida en que tienen que leer y escribir en idiomas extranjeros hablados y escritos.

Existe un vínculo entre las palabras y las imágenes que no debe romperse puesto que las ilustraciones junto con el texto forman un todo indisoluble, considera que en la traducción de literatura infantil debe primar la aceptabilidad en la cultura meta, con el fin de conseguir que el texto sea aceptado por los niños, por ello el traductor debe realizar todas las

Adaptaciones y cambios que consideren necesarios para lograr la aceptación. Estos pueden ser elementos en los que pueden existir diferencias entre la cultura de origen y la cultura de destino: los antropónimos y topónimos, la intertextualidad de hechos históricos, literarios, artísticos y religiosos, los héroes, la mitología, las creencias populares, las costumbres y hábitos sociales, el sistemas educativos, los juegos infantiles, las comidas, bebidas, vestimenta, flora y fauna, pesos, medidas, monedas, profesiones, deportes entre otros.

Por todo lo anterior los expertos en traducción consideran que a la hora de traducir referencias culturales pueden orientarse por una de las estrategias de traducción como lo es la domesticación o la extranjerización al igual que otras como la  copia exacta en el nombre del texto origen la transcripción dónde el nombre del texto origen se adapta gráficamente en el texto meta, la sustitución en el cual el nombre del texto origen se traduce por su equivalente en el texto meta, la traslación donde  el nombre creado conserva el sentido o el significado del nombre presente en el texto origen, la omisión, aquí el nombre propio es eliminado por completo o sustituido por un sustantivo común, lo que da lugar a la sexta estrategia que es el reemplazo, que en este caso, también se elimina el nombre propio pero se sustituye por un nombre común con el que está relacionado, por último y no menos importante está la creación, en esta el traductor crea un nombre nuevo totalmente o parcialmente diferente al original. Generalmente esta estrategia implica un elemento de compensación.

Todo lo anterior nos deja ver la complejidad de un trabajo como la traducción infantil de un idioma a otro y como en muchas ocasiones lo subvaloramos, desconociendo el meticuloso proceso y el gran empeño que pone el traductor para permitirnos conocer otros mundos y enriquecer la imaginación y creatividad de nuestros niños al expandir su entorno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.