Literatura infantil

Literatura infantil

Si tuviéramos que definir la literatura infantil, diríamos que es el camino que conduce al niño a desarrollar su imaginación. Y que durante ese recorrido lo motiva a experimentar sus sentimientos y sus emociones.
La literatura infantil es aquella donde se le presentan al pequeño lector, diferentes temas de importancia que lo ayudarán a formar su pensamiento crítico y su capacidad de reflexión.
Así como también a valorar las cosas sencillas de la vida. Permitiéndole una cercanía hacia los contenidos básicos de la misma.
Por eso y por muchas otras razones se dice que la contribución de la literatura infantil es de suma importancia durante el desarrollo social, emocional y cognitivo del niño.

Historia

Resulta un poco difícil determinar el origen  de la literatura infantil, porque las obras literarias destinadas a ser leídas por niños, no fueron escritas especialmente para ellos. Sino, escritas y adaptadas posteriormente.  Estas fueron apareciendo desde la época del siglo XXVII.

Siglo XXVII

Una de las primeras obras que se escribió pensando en los niños, se le atribuye al humanista Juan Amos Comenio. Esta obra fue, “Mundo visible en dibujos” publicada en el siglo XVII en el año 1658.
En la historia de la literatura infantil, esta obra puede considerarse el primer libro ilustrado para niños
En aquella época representaba una novedad. Porque al lado de cada palabra, colocaba una figura. Este libro, ha sido un aporte importante para el futuro.

Siglo XXVIII

A finales del siglo XVII, y durante el siglo XVIII se publicaron tres obras que no fueron pensadas propiamente para los niños. Pero con el paso del tiempo, se convirtieron en grandes clásicos de la literatura infantil.
La primera, fue publicada en el año 1697, por el escritor francés Charles Perrault, “Cuentos del pasado”, subtitulada Cuentos de Mamá Oca.
Este escritor recopiló cuentos populares franceses y también narraciones italianas añadiendo una moraleja al final de cada cuento.
Con estos maravillosos cuentos, Perrault introdujo y consagró el mundo de las hadas en la literatura infantil.
Algunos de esos cuentos son conocidos por casi todos los niños, como:

  • La Cenicienta,
  • Pulgarcito,
  • El gato con botas,
  • La bella durmiente,
  • Caperucita Roja entre otros.

Durante este siglo, también se tradujeron, por primera vez en Occidente, los cuentos de Las mil y una noches, que se hicieron famosos en toda Europa.
Dos de las muchas historias que se incluyeron en ese libro son:

  • Los viajes de Simbad el marino y
  • Aladino y la lámpara maravillosa.

Siglo XIX

El siglo XIX, es denominado “Siglo de Oro de la literatura infantil”.
A principios de este siglo, se publicaron dos grandes colecciones importantes en Europa. Se trataba de recopilaciones de cuentos y leyendas populares, transmitidas de manera oral, de generación en generación.
La primera fue publicada en Alemania por los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm, más conocidos por Los Hermanos Grimm. Con el título de Cuentos para la infancia y el hogar. 
Esta colección, fue aumentada en 1857, y se conoce como Cuentos de hadas de los hermanos Grimm.
En esos cuentos aparecen personajes que se hicieron famosos en todo el mundo, como:

  • Blancanieves,
  • Barba Azul,
  • Cenicienta y
  • Caperucita Roja.

Muchos cuentos coinciden con los de otros escritores, pues en muchos casos fueron basados en leyendas similares y tradiciones comunes.
La otra gran colección de cuentos del siglo XIX es Cuentos para niños, del escritor danés Hans Christian Andersen, quien combinó la sensibilidad con una fantasía extraordinaria.
Algunos de sus cuentos son:

  • El patito feo,
  • El Soldadito de plomo,
  • La Sirenita,
  • La vendedora de fósforos.

Dentro de esa tendencia fantástica, se destaca la obra “Alicia en el país de las maravillas” que fue publicada en 1865 por Lewis Carroll, quien escribió el libro para la hija de un amigo suyo.
A lo largo del siglo XIX se desarrolla también una literatura infantil de tendencia más realista, basada principalmente en las aventuras y los viajes.
Dentro de esa corriente, figuran “La isla del tesoro” del escritor escocés Robert Louis Stevenson.
Aventuras de Huckleberry Finn y Tom Sawyer cuyo autor fue Mark Twain.

Siglo XX

Se puede afirmar que la literatura infantil alcanzó su pleno desarrollo en el siglo XX. A partir de aquí, muchos más escritores han considerado los gustos y las necesidades de los niños. Por lo que, se han esmerado en escribir específicamente para ellos.
En términos generales, la literatura infantil ha ido evolucionando desde las obras de contenido moral o educativo de los primeros tiempos, a obras de simple entretenimiento o diversión.
Se ha ampliado la naturaleza y el tipo de los personajes de las historias, que ya no están protagonizadas solo por niños o animales que hablan, sino también, por seres fabulosos, como los héroes de los cómics, o criaturas fantásticas  como Peter Pan, Batman o Mafalda.

Siglo XXI

En los primeros años del siglo XXI se destaca, la escritora británica J. K. Rowling, cuyos libros, son protagonizados por un aprendiz de mago llamado Harry Potter. Estos libros se han convertido en un gran movimiento de niños, jóvenes e inclusive adultos.
Es también en este siglo donde muchos autores, que aún no son reconocidos, han empezado a escribir literatura infantil.

Conclusión

La literatura infantil constituye una gran  oportunidad para ayudar al desarrollo emocional y cognitivo de los niños.
Es en la etapa de la niñez, donde se pueden sembrar semillas de motivación para hacer que la imaginación florezca en grandes creaciones.
No debemos subestimar la capacidad comprensiva de los pequeños lectores, porque  podemos recibir una hermosa lección.

1 comentario en “Literatura infantil”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.