Semblanza

Quisiera poseer las herramientas para subsanar las heridas del mundo. Ser un puente que una, una voz que abrace, una mirada que ilumine, un corazón que apacigue el llanto de tantos inocentes. 
Tony Cedeño. 

Definir este año

Definir éste año lleno de dilemas, de angustias y de dolor es definir la dureza que a fuerza involuntaria hemos asumido con cambios drásticos y elocuentes.
Sería mediar entre la razón de los hechos y las consecuencias que padecemos ya que la amplísima necesidad de salir de este foso es imprescindible.  Pues esta navidad no será igual a otras, porque marca el corazón en quienes por desventura han perdido a sus familiares y afectos. 

El hambre

El hambre se apodera de muchos y el frío que sufre la piel, lo sufre el alma mientras tratamos de encontrar soluciones a nuestras necesidades primarias. 
Nadie se merece este padecimiento. Pero, habrá siempre el factor negativo flotando en la memoria de quienes ambicionan poder económico.  Un poder que a duras penas es signo de apariencia pues nadie es feliz en medio de riquezas si en su corazón actúa la malicia, entonces de tanto que cuidamos el dinero me pregunto.
¿Quién dejará en nuestro cofre mortuorio una moneda para llevarla de recuerdo?

Todo se nos fue dado en abundancia...

…Y en esa plenitud, el dinero no puede rebosarnos de alegría cuando detrás de éste existen intereses vanos.  Pues la dicha de vivir comprende asumir con responsabilidad una tarea diaria, una tarea que va más allá de lo que uso como joya, algo natural, algo que se aprecia, algo que se inhala, algo que nos conmueva, la naturaleza y sus paisajes asombrosos. Un niño en su aposento de flor, una niña dibujando en una hoja de papel sus sueños, el cuadro de un anciano y el rostro fecundo del amor reflejado en una madre. 
Por tanto, la esencia de las cosas no perviven en lo material, perviven en el acto de una cálida sonrisa, en el apego a las normas básicas de convivencia pues lejos de las drogas y cerca del corazón hay un territorio ilimitado que todos conocemos pero que muchos no desean ver por falta de amor propio. Sin embargo, esta experiencia durísima nos hace comprender que nada es más importante que la vida y que con lo mucho o poco que poseamos materialmente podemos ser felices sin ofender a los demás.  Respetando creencias e ideologías y tratando de cultivar aquello que quizás hemos olvidado, el perdón, la humildad y la razón del porque estamos aquí con vida pues cada persona tiene destinado un propósito elemental y dentro de esa hazaña sublime llena de obstáculos están nuestras emociones que hoy en día se salen de cauce.

Cuidar nuestra paz interior

Cuidar de nuestra paz interior es necesario, pues solo asumiendo una alta madurez colectiva podremos superar este caos del cual todos formamos parte.  Y que siendo difícil el presente, nos desea hacer perder la fuerza de voluntad la crisis socio económica. 

Tenemos que evolucionar conscientes de que nada es imposible y que ante este reto que la vida nos impone, comprender que a pesar de estas duras escenas, vale la pena sonreír a pesar de sufrir una amarga calamidad. 

Que la paz esté contigo y que la esperanza te abrace y tu fe te sostenga ya que para el amor no hay imposibles. 

Con afecto y con el deseo de días mejores, de días donde la justicia forme parte de nuestro diario vivir donde los más necesitados tengan  oportunidad de superación mediante el trabajo y la educación, para tener en el mañana un futuro prometedor para las futuras generaciones. 

Tony Cedeño.  Poeta Escritor
Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.