Técnicas y Estrategias de Aprendizaje

Muchas veces los conceptos de técnica y estrategias, se utilizan en el proceso de aprendizaje de manera flexible, dando el mismo significado a ambos.

Esto puede traer confusión para la selección de las actividades al momento de la práctica.

Por ello es importante identificar algunas diferencias que ayuden a obtener referencias más definidas sobre estos conceptos. 

Diferencias entre técnica y estrategia

Al referirnos a una estrategia es necesario tener una clara disposición de los alumnos hacia el aprendizaje, tales como su edad y, sus posibilidades cognitivas.

Una estrategia es, el procedimiento organizado, que se orienta hacia la obtención de una meta.
Su aplicación requiere del uso de técnicas procedimentales elegidas por el docente.

Respecto al concepto de técnica, ésta es considerada como un procedimiento didáctico específico que se aplica para realizar la actividad de aprendizaje que debe lograrse mediante la estrategia.

Es un recurso del cual que se vale el docente para llevar a cabo, los objetivos planeados desde una estrategia.

Aplicación de técnicas y estrategias en el aprendizaje

Al momento de su aplicación, una estrategia abarca aspectos muy generales del proceso de formación.
Es decir,  puede utilizar una serie de técnicas para alcanzar los objetivos que persigue.

La técnica en cambio, se limita a la orientación del aprendizaje en áreas muy específicas.

Tanto la estrategia como la técnica, determinan de una manera ordenada, la forma de llevar a cabo un proceso.

Esos pasos deben definir con claridad cómo de ser guiadas las acciones para alcanzar los objetivos propuestos.

Dependiendo de la intención del trabajo en curso, muchas veces algunas técnicas pueden asumir el papel de estrategias.

Al igual que algunas estrategias pueden utilizarse como técnicas.

¿Qué es una técnica de aprendizaje?

Las técnicas de aprendizaje son, los procedimientos, pasos o comportamientos que se utilizan a través de una secuencia determinada para obtener eficazmente un producto.
Son las que determinan de una manera ordenada cómo llevar a cabo un proceso.

Los pasos a seguir deben definir con claridad, cómo debe ser guiado el curso de las acciones para conseguir los objetivos propuestos.

Llevado este concepto al ámbito educativo, podemos decir que una técnica didáctica, es el procedimiento lógico con fundamento psicológico dirigido a la orientación del aprendizaje en general.

¿Qué es una estrategia de aprendizaje?

La palabra estrategia tiene un significado primario y preciso que se refiere al arte de dirigir las operaciones puesto que, en la antigüedad, entre los militares griegos la estrategia, se refería a la actividad del general del ejército quien era el estratega.

El estratega era aquel que ordenaba y orientaba las operaciones militares, esperando que se hicieran con la habilidad suficiente para llevar a sus tropas a cumplir sus objetivos.
En este sentido, aparece la estrategia como una guía de acción, en el sentido de que se orienta en la obtención de ciertos resultados. 
La estrategia es la que da sentido y coordina todo lo que se hace para llegar a una meta.

Para poner en práctica una estrategia, es importante que todas las acciones tengan un sentido y una orientación fundamentada en un método específico ya que estas varían de acuerdo al entorno en que se apliquen.

En este contexto, (Brandt, 1998) sostiene lo siguiente:

“Las estrategias metodológicas, técnicas de aprendizaje andrológico y recursos varían de acuerdo con los objetivos y contenidos del estudio y aprendizaje de la formación previa de los participantes, posibilidades, capacidades y limitaciones personales de cada quien”. (Brandt, 1998)

Las estrategias de aprendizaje se planifican de acuerdo con las necesidades de la población a la cual van dirigidas.
Y a los objetivos que se persiguen en las diferentes áreas o cursos para que el proceso de aprendizaje sea más efectivo. 

De manera que no se puede hablar de estrategias cuando no se ha planteado una meta hacia donde vayan dirigidas dichas acciones.

Conclusión

En conclusión, ambos conceptos siempre van de la mano al momento de utilizarlos en el proceso de enseñanza. Así para llegar a una meta debe utilizarse una técnica y a su vez debe aplicarse una estrategia para realizar una acción.

La técnica es considerada como un procedimiento didáctico y lógico con fundamento psicológico cuya finalidad va destinada hacia la orientación del aprendizaje del alumno.
Y busca obtener a través de una secuencia determinada de pasos, el logro de uno o varios productos precisos.

Su parte más puntual es que, durante el inicio o transcurso de un curso o tema impartido, siempre debe incidir en el análisis de los contenidos, y en la síntesis o crítica del mismo.

Por otro lado, una estrategia de aprendizaje, es un conjunto de procedimientos, apoyados en técnicas de enseñanza, que tienen como objetivo la obtención de determinados resultados durante la acción didáctica. 
Es decir, los objetivos de aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *